IOT

¿Qué es el Internet de las Cosas y qué retos plantea?

El Internet de las Cosas supone un avance increíble en cuanto a tecnología que hará que el usuario pueda estar conectado con infinidad de dispositivos en todo momento desde cualquier punto. ¿Sabes qué retos se plantean?

Internet de las Cosas (Internet of Things, IoT) se trata de una red integrada por objetos físicos que intercambian datos a través de internet, usando sensores e Interfaz de Programación de Aplicaciones (APIs, por sus siglas en inglés).

Cuando hablamos de objetos nos referimos a máquinas, vehículos, ropa, electrodomésticos y más, con lo que convivimos diariamente, trabajando gracias a un conjunto de tecnologías que aparte de las APIs concentran analíticas predictivas, Big Data, inteligencia artificial (AI), aprendizaje automático, identificación por radiofrecuencia y cloud, la nube.

-Leer más: Tendencias de la Transformación Digital

Significado de IOT o Internet de las Cosas

Funciona siempre que haya dispositivos con el hardware requerido para conectarse a internet y la infraestructura de telecomunicaciones mínima que la soporta.

Se calcula que al menos 26 billones de equipos operarán con IoT para el 2020, por eso desde ya hay cámaras, lámparas, cerraduras, termostatos, refrigeradores y otros aparatos controlados por la red.

La esencia de su arquitectura está en vincular el mundo real con el virtual, aparte de ayudar a que las empresas gestionen la seguridad y conectividad de los dispositivos, al mismo tiempo que recolectar datos de los equipos, vincularlos con sistemas backend, construir aplicaciones IoT y blindar la interoperabilidad.

Los datos que explotan en cada dispositivo inteligente, se aprovechan en tiempo real, entrando en juego las analíticas predictivas y el Big Data; también el aprendizaje automatizado da contexto a cada dato y produce acciones sin necesidad de intervención humana.

Beneficios del IoT

Esta tecnología supone nuevos modelos de negocios y, por tanto, de ingresos. Las formas tradicionales están quedando atrás, ya que el IoT trae oportunidades increíbles para que las compañías ofrezcan servicios sobre información y datos de sensores en tiempo real.

Es eficiente para automatizar negocios y procesos de fabricación, así como controlar remotamente las operaciones, conservar recursos y optimizar cadenas de suministro.

El Internet de las Cosas impulsa la productividad de la fuerza laboral y genera la satisfacción en diversas áreas de trabajo, porque aparte de transformar en automáticas las tareas rutinarias, acelera el proceso de tomar decisiones y comunicaciones.

Con el IoT se puede ofrecer una experiencia mejorada a los clientes: además de útiles, los productos y servicios atractivos por sus características físicas y digitales, y la posibilidad de ser personalizados.

-Descubre: IOT: 4 casos de éxito del internet de las cosas-

¿En qué áreas se aplica el IoT?

El impacto del IoT se evidencia en una gama amplia de negocios. Por ejemplo,  la forma en la que se hacían los productos cambió con el uso del Internet de las Cosas (IoT) junto con la comunicación Máquina a Máquina (M2M), potenciando la automatización. Dicha tecnología es capaz de prevenir o prever fallas e incluso hacer confiable la seguridad laboral.

Para el transporte también aplica el uso del IoT. Los sistemas de traslado inteligente, tanto de personas como de bienes, utilizan sensores IoT. Nos referimos a trenes, aviones, buques y vehículos. El fin es ampliar el rendimiento de los motores, gestionar la cadena de suministro y atender la logística y seguridad.

La fabricación de automóviles y empresas de tecnologías usan el Internet de las Cosas. ¿Cómo? Los vehículos inteligentes ayudan a los conductores a prever problemas de mantenimiento, accidentes, hallar puestos de estacionamiento, etc.

Seguridad del Internet de las Cosas

En cuanto a la seguridad de IoT, se basa en la tecnología que resguarda tanto los equipos conectados como en IoT propiamente. Las cosas disponen de un identificador único que pasan los datos automáticamente por la red; pero si no están protegidos, corren riesgo de ser blanco de vulnerabilidades.

De ahí que surjan medidas que garanticen la seguridad de las redes y los aparatos conectados a ellas.

Aunque no existe un estándar único, la Asociación GSM, el Consorcio de Internet Industrial. IoT Security Foundation y otras instituciones, liberaron marcos. Además, el FBI advirtió con respecto a las vulnerabilidades y ofreció recomendaciones de protección; el Congreso apunta medidas que deben respetar los fabricantes; el Senado aprobó la ley de Desarrollo de Innovación y Crecimiento de IoT.

Asimismo, el Reglamento General de Protección de Datos agrupa la privacidad en la Unión Europea, lo cual se ramifica a los dispositivos que trabajan con IoT; en el estado de California, certificaron la privacidad de información que abarca todos los aparatos conectados vendidos en el país, con sus respectivos requisitos de seguridad.

Desafíos de seguridad del IoT

Si bien existen muchas vías para la seguridad en dispositivos IoT, siempre será un desafío, sobre todo porque algunos diseñadores y fabricantes se enfocan en vender rápido en lugar de garantizar la seguridad desde el inicio.

Los aspectos a los que debes prestar mucha atención, son:

  • Las contraseñas ya codificadas, porque aunque se modifiquen frecuentemente no son tan fuertes como para no permitir la infiltración.
  • El ofrecimiento de seguridad como el cifrado avanzado, porque es común que existan algunas restricciones de recursos.
  • Proporcionar actualizaciones o parches, por más costoso que resulte al fabricante son necesarios para la seguridad.
  • Conectar activos heredados, esos que básicamente no fueron diseñados para la conectividad.
  • Acordar un marco único de resguardo en lugar de estándares específicos, debido a que así habría menos dificultad en cuanto a seguridad y se haría más fiable la interoperabilidad.
  • Promover que los clientes o usuarios apliquen sus propios métodos de precaución, para evitar cualquier brecha en seguridad.

Los retos del Internet de las cosas

Muchas empresas ya se han sumado a esta tecnología, volviendo la infraestructura más compleja.

En el sector de las telecomunicaciones el foco del IoT se centra en las redes 5G, para soportar los millones de dispositivos conectados. La idea es satisfacer el problema de retardos temporales, alta velocidad y poco consumo de energía.

Las instituciones públicas como el Gobierno también hacen uso del IoT para poder implementar numerosos servicios, como el alumbrado, seguridad, tráfico…

La implementación del Internet de las Cosas, conlleva a un mundo hiperconectado sobre el cual debemos tener control y en el que la seguridad es un reto permanente, por lo que se apoya en códigos de programación que hacen frente a tal problema.

Una de las soluciones tecnológicas que favorecen la seguridad, además de apoyar el IoT es WSO2. Si quieres saber más sobre ésta en Chakray estaremos encantados de ayudarte.

IoT ebook wso2 chakray