interoperabilidad intercambio exitoso de datos en el sector sanitorio
Transformación

La interoperabilidad y el intercambio de datos exitoso en el sector sanitario

8th mayo 2018

La interoperabilidad cada vez se está comenzando a instaurar en más y más sectores de diversa índole, debido a los grandes beneficios que aporta a muchas industrias, empresas y sector público.

Antes de adentrarnos en cómo la interoperabilidad asegura el éxito del intercambio de datos en el sector de la salud, debemos recordar qué entendemos por interoperabilidad: “La capacidad de dos o más sistemas de información, o componentes que permite el intercambio de información y uso de la misma, entre los distintos sistemas, favoreciendo la sincronización entre todas las partes”.

Si quieres conocer más detalles sobre la interoperabilidad y su importancia, ¡no te pierdas este post!

La interoperabilidad en el sector de la salud

Poseer sistemas interoperables en el sector sanitario facilita enormemente la comunicación, y el intercambio de información entre todas las partes. Uno de los mayores beneficiarios son los pacientes. Gracias a la interoperabilidad éstos pueden gozar de una mayor y mejor protección y seguridad.

Hoy en día puede garantizarse el acceso a datos clínicos en tiempo real, la portabilidad de los mismos, pudiendo ofrecer a los pacientes la mejor atención médica desde cualquier lugar, continuada y de mejor calidad.

No obstante, para poder lograr el correcto intercambio de datos clínicos, es indispensable que todos los sistemas “entiendan la misma lengua”, es decir, se deben adoptar estándares sobre los que coincidan los sistemas de salud. Para la unificación de dichos criterios de interoperabilidad  han surgido diversas organizaciones como HIMSS o NEMA.

Debes recordar que existían dos tipos de interoperabilidad: sintáctica y semántica. La primera hace referencia a la comprensión de la comunicación, es decir, los datos transferidos e intercambiados son entendidos para cada sistema. Mientras que la interoperabilidad semántica, se refiere concretamente a la estructura de la comunicación.

Para poder facilitar el intercambio de datos, el sector clínico ha desarrollado distintos estándares, principalmente de terminología y mensajería:

  • Terminología: hace referencia a términos y códigos nacidos para asignar a distintos conceptos clínicos, desde enfermedades, diagnósticos, técnicas, fármacos, etc… Por ejemplo: LOINC (Pruebas de laboratorio, métricas y observaciones)
  • Mensajería: estos estándares facilitan el intercambio y comunicación entre las partes y distintos sistemas. Algunos de ellos son: ASC-X12; IEEE 1073…

Resulta muy importante destacar que la interoperabilidad no es un propósito, ni un fin, sino que se trata de un vehículo, que apoyado por estándares facilitan la consecución de sistemas interoperables.

Tal y como has podido comprobar, existen verdaderas dificultades para que la interoperabilidad consiga reinar en el sector sanitario, debido en gran parte a los elevados estándares sanitarios a los que se enfrenta.

Además, existen distintos tipos de de impedimentos o barreras que dificultan el proceso de interoperabilidad, desde económicas, legales, culturales como organizativas.

-Este post te puede interesar: Transformación de mensajes, ¿cómo comunicar sistemas heterogéneos?-

Beneficios de la interoperabilidad en el sector sanitario

Los beneficios que supone contar con sistemas de información interoperables en el sector sanitario son notables para todas las partes implicadas, pero especialmente para los pacientes, puesto que toman mayor protagonismo, convirtiéndose en el centro del sistema.  Pero ¿cuáles son los principales beneficios?

  • Fácil y rápido acceso a la información sanitaria del paciente: la información compartida facilitará que la atención médica sea de mayor calidad.
  • Mayor autonomía del proceso terapéutico: el paciente podrá poseer un rol más activo en el cuidado de su salud, así como una mayor autogestión de la misma. Este hecho es muy importante, sobre todo en aquellos pacientes que sufren enfermedades crónicas, y que necesitan de una asistencia continuada sobre su estado y evolución.
  • Asistencia médica garantizada: contar con sistemas de información interoperables, aseguran tanto la coordinación entre los diferentes servicios asistenciales, así como entre con los distintos centros de atención sanitarios ubicados en distintos lugares y comunidades. De esta forma se pretende evitar cualquier descoordinación  en el proceso de asistencia sanitaria.
  • Más información y más fiable: gracias a la interoperabilidad, el profesional sanitario recibirá directamente y más rápidamente la información del paciente, evitando cualquier error, y ofreciendo un diagnóstico mucho más fiable y evitando demoras.

La interoperabilidad en sistemas de información de la salud, es un reto al que muchos países como España, Reino Unido y México tratan de hacer frente, debido a los grandes beneficios que reportan, sobre todo, a los pacientes.

Conseguir un modelo más sostenible sanitario, que facilite el acceso a los historiales clínicos de los pacientes, y posea información integrada e integral de los mismos, sólo se podrá alcanzar con la interoperabilidad.

Cabe destacar que la interoperabilidad no solo es un reto para el sector sanitario, también lo es para muchas empresas privadas y administraciones públicas. Si bien es cierto que estas últimas poseen un proceso de adopción más sencillo, gracias a soluciones como WSO2.

-Quizá te interese: ¿Qué aporta WSO2 API Manager?-

Si quieres aumentar la productividad de tu compañía, así como la gestión eficaz y controlada de la información entre todas las partes, contacta con nuestros asesores, ¡estarán encantados de resolver todas tus dudas!