IAM

Cómo construir tu estrategia de control de accesos y gestión de identidades

21st noviembre 2018

No resulta muy difícil entender la importancia que tiene hoy en día para una empresa la aplicación de una estrategia de gestión de identidades y control de accesos. La adaptación a un mundo en el que todas las compañías compiten entre sí por posicionarse hace que sea necesario contar los mejores sistemas, poseer mayor funcionalidad en las técnicas empleadas y, sobre todo, tener un correcto resguardo de la información empresarial.

Las estrategias IAM garantizan que quienes tengan acceso al entorno de TI de la compañía sean personas que cumplan con los requerimientos de la misma; es decir, que estén acordes con sus políticas y formen parte de ella.

-Este post te interesa: “WSO2 Identity Server, el siguiente paso de las soluciones de IAM”-

Este control sobre la información empresarial es necesario no solo como forma de seguridad, sino que también funciona para medir cuál es el nivel de productividad de cada empleado y poder conocer su compromiso con la compañía.

Control de accesos y gestión de identidades

Una estrategia de control de accesos y gestión de identidades (IAM, por sus siglas en inglés) es un sistema cuya tecnología se encarga de administrar el ingreso de los usuarios o individuos que forman parte de un colectivo. En este caso, de una empresa.

La función principal es identificar a dichos usuarios. Luego, cuando sus datos forman parte del sistema, se establecen una serie de parámetros que controlan hasta qué punto pueden tener acceso dentro de una compañía. De esta forma, mientras algunos empleados estarán autorizados para manejar algunos datos, otros podrán conocer un nivel más profundo de la información empresarial.

Toda tecnología de gestión de identidades y control de accesos administra de manera automatizada, los distintos permisos para cada empleado. De allí que haga más transparentes y seguras las operaciones que se realizan dentro de una empresa.

Aspectos a tener en cuenta en tu estrategia de IAM

Al momento de aplicar una estrategia IAM es de vital importancia tener en cuenta una serie de aspectos que se relacionan con la integración entre sistemas. Esto implica el proceso en el cual pasarán los datos ubicados en la tecnología hasta ahora utilizada hacia una nueva que, en este caso, es el control de accesos y gestión de identidades.

Estos aspectos pueden resumirse en tres puntos importantes.

Integración de datos

Constituye uno de los métodos más comunes y utilizados para que los datos del sistema de origen pasen a la estrategia de gestión de identidades. Para ello es necesario que se cumplan algunas pautas como la compatibilidad entre ambos sistemas y las funciones de hashing. Además, es importante que las políticas de firewall no restrinjan la transición.

Otros aspectos que deben considerarse para que la integración de datos se complete incluyen a las aplicaciones o servicios de la compañía. Todas ellas deben conectarse al sistema de destino. Asimismo, si surge el problema de multiplicidad de identidades para un mismo usuario, este debe solucionarse.

-Leer más: “Identity management: tendencias y mejores prácticas”-

La integración de datos puede resolver estos problemas de manera manual o automática. No obstante, la primera amerita la contratación de un experto en el área que sepa cómo operará la estrategia de gestión de identidades y control de accesos nueva.

Identity federation

Es otra de las estrategias para la transición entre sistemas. En ella los usuarios pasan a utilizar cuentas ubicadas en el sistema de destino y así toda la información y gestión de identidades es administrada correctamente.

Para que se cumpla esta estrategia el sistema de destino envía una nueva contraseña la cual el usuario debe comenzar a utilizar. El principal reto dentro de su establecimiento incluye el abandono del sistema anterior con todas sus variantes, ya que es muy común que se regrese de manera esporádica.

Desmantelar el sistema utilizado anteriormente es una buena opción en estos casos. Para ello se debe notificar a los usuarios y explicar cómo funciona y cuáles son las particularidades del nuevo.

-Descubre más: “Ciberseguridad en la transformación digital”-

Migración de datos

Migrar datos de un sistema a otro es una forma efectiva que, por su naturaleza dentro de una empresa, puede realizarse de dos maneras: por aplicaciones o por almacén de datos.

En el primer caso, todo el proceso de exportación o importación de las aplicaciones puede realizarse mediante el uso de programación por API o una interfaz de usuario, o incluso ambas opciones al mismo tiempo. En lo que corresponde a los almacenes, estos por lo general cuentan con mecanismos que facilitan la migración.

De cualquier manera existen aspectos que deben considerarse, como la migración de información confidencial o las contraseñas utilizadas por los distintos usuarios. También cobra un papel importante aquellos datos que están cifrados: es necesario saber si son compatibles con el nuevo sistema.

Conclusión

Al momento de implementar una estrategia de control de accesos y gestión de identidades es necesario contar con una solución que garantice que esta funcione. ¡WSO2 Identity Server es una de las mejores del momento!

Su uso permite a las empresas la aplicación de una estrategia IAM que gestionan de manera automatizada todo lo concerniente al acceso a su IT. Además, la transición de datos de un sistema a otro será mucho más sencilla. De esta manera habrá mayor control de la información de la compañía, así como del cumplimientos de su política.

Si estás decidido a empezar con una estrategia IAM, una manera sencilla de hacerlo es con Identity Server de WSO2. Si te animas a probar con esta solución, ¡Chakray es el partner que necesitas!

Identity and Access Management ebook